Chalecos y silbatos contra la injusticia social

Somos la generación que luchó y consiguió una vida mejor para sus hijos e hijas. Ahora están poniendo el futuro de nuestras hijas y nietas en peligro. Estamos orgullosas de la respuesta social y del empuje que están mostrando las nuevas generaciones en la lucha por una democracia digna de este nombre y por la justicia social. (…) Si quieren descalificar su valentía llamándolos “perroflautas”, a nosotras nos pueden llamar “iaioflautas”.

Así comienza el manifiesto con el que Iaioflautas se dio a conocer en nuestro país. Era el 27 de octubre de 2011, pero las primeras manifestaciones de este colectivo surgieron a raíz del 15-M, un movimiento que fue organizado de forma espontánea por la ciudadanía. Para ellos, el 15-M significó una “especie de renacimiento” de la sociedad. Desde entonces, vestidos con un chaleco reflectante y sujetando silbatos y pancartas, acuden allí donde haya una movilización contra alguna de las desigualdades sociales que azotan nuestro país.

En Valencia, el colectivo de Iaioflautas lo forman alrededor de sesenta personas, divididas en dos agrupaciones: Iaioflautes Valencians y Iaioflautes València. En la manifestación que se celebró en Valencia el pasado 27 de octubre en contra de la LOMCE y de las reválidas conocimos a Javier, uno de los miembros de Iaioflautes Valencians. Allí nos contó que su organización no se limita a la protesta, sino que también intentan organizar actividades culturales. Su máxima prioridad es implicar a las nuevas generaciones a luchar por el bienestar social, ya que alertan de que los más jóvenes no se interesan por temas tan importantes como los recortes en sanidad o en educación.

El grupo está formado por 24 personas que se reúnen todos los lunes de seis a siete de la tarde en la Plaza de la Virgen. La mayoría de ellas han superado los 65 años, y, para formar parte de ellos no es necesario ningún requisito. Javier señala que es un colectivo “apartidista”, y que todas las decisiones que afectan a la agrupación son sometidas a una asamblea.

img_5070

Iaioflautes Valencians en la manifestación en contra de la LOMCE

Iaioflautes Valencians no recibe ninguna subvención por parte de ninguna entidad ni administración. Se financian mediante una hucha que pasan durante cada asamblea y en la que cada uno aporta lo que puede y quiere. Su estructura no es jerárquica, ya que todos los miembros van rotando de manera periódica para asumir las diferentes tareas de la organización. “Intentamos que todos sepamos defendernos en todas las áreas”, nos cuenta Javier.

En cuanto a la relación entre los miembros de la plataforma, todos coinciden en que se asemejan a “una gran familia”, e intentan compaginar la labor en Iaioflautes con sus obligaciones diarias. La plataforma mantiene contactos con otras asociaciones, pero van a sus protestas a título personal con el objetivo de “intentar hacer ruido” para que los medios de comunicación “capten” el problema.

Precisamente, uno de los temas con los que más críticos se muestran es con el de la manipulación informativa, que abarca a casi la totalidad de los medios de comunicación. Javier afirma que este cuarto poder les ha hecho “mucho daño”, y culpabiliza de la situación actual a la mayoría de los medios, incluídos El País o La Sexta. Iaioflautes Valencians somete a votación cualquier petición de entrevista -de hecho, han rechazado peticiones de medios como el ABC-. Los medios que, según ellos, se “salvan” de esta manipulación son Radio Klara y Radio Malva.

Javier afirma que la prensa manipula “manifiestamente” la información. Señala como ejemplo que la agencia EFE, nacida durante el franquismo, es la encargada de repartir las noticias. “Por eso todos los periódicos, por ejemplo, cuando hay una noticia estúpida, se ponen de acuerdo para hablar de eso, aunque cada uno tenga su matiz”. El iaioflauta compara la actuación de la gente que dirige los periódicos con una frase pronunciada por el filósofo alemán Max Weber: “Una mentira repetida mil veces acaba siendo verdad”. También señala que la televisión utiliza los movimientos sociales como “una especie de show aplicado a la política que desmerece los problemas mientras hagan caja”.

hospital-la-fe-campanar

Instalaciones en Campanar que, hasta 2011, albergaban el Hospital La Fe

Javier termina la entrevista reivindicando el estado del edificio que albergaba el hospital La Fe hasta 2011. Se trata de un complejo de tamaño considerable que se encuentra, en la actualidad, abandonado a causa de su poco uso. Desde Iaioflautes Valencians reclaman que se busque una solución para este edificio y se construyan servicios de ayuda a la sociedad como una residencia de la tercera edad. En este sentido, la Generalitat Valenciana anunció este verano que la vieja Fe se reformará con el objetivo de crear un nuevo espacio de salud integrado.

Desde Buscando Luciérnagas queremos agradecer a los integrantes de Iaioflautes Valencians por abrirnos las puertas de su plataforma y contestar a todas nuestras preguntas. Y, sobre todo, gracias a María Gloria por haber hecho posible este reportaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: